Deportivas

Un nuevo aniversario del Cilindro

El Presidente Perón, estadio donde Racing hace de local, cumple un nuevo aniversario desde su inauguración, aquel 3 de septiembre de 1950. 

El Cilindro de Avellaneda cumple años. El siempre especial estadio. El lugar de encuentro para los racinguistas. La cita obligada de los fines de semana. El coliseo celeste y blanco. El lugar donde los sueños se cumplen. Y vaya que se cumplen. En los últimos 5 años, dio la vuelta olímpica en 2 oportunidades.

 

Tal como indica el Sitio Oficial, el 16 de agosto de 1946 el Poder Ejecutivo Nacional firmó el Decreto 7.395, a través del cual le facilitaba un préstamo de 3.000.000 de pesos de moneda nacional a fin que Racing los destinara a construcción de “un gran estadio en su Campo de Deportes sito en la ciudad de Avellaneda, Provincia de Buenos Aires, para la exhibición y práctica de cultura física”.

Poco después, a los 3 millones originales se sumaron, gracias a las gestiones de Ramón A. Cereijo, Ministro de Hacienda de la Presidencia y simpatizante fervoroso de “La Academia”, otros 8 millones pagaderos en un plazo “no mayor a los 65 años”.

Respondiendo a la “colaboración de los hombres del Gobierno”, la Comisión Directiva resolvió designar presidente honorario del club a Juan Domingo Perón y socios honorarios a Cereijo, Eva Duarte de Perón y otros destacados funcionarios nacionales.

Así, el viejo estadio abrió sus puertas por última vez el 1 de diciembre de 1947 en un partido ante Rosario Central, para ser luego tirado abajo, dándose lugar a la construcción del “Cilindro”. A pesar de la sugerencia del propio Perón de erigirlo en Retiro, en la Capital Federal, se utilizó el mismo predio donde se ubicó el anterior escenario, pero cuyos arcos estaban emplazados en forma perpendicular los actuales.

El Estadio “Presidente Perón” fue oficialmente inaugurado el 3 de septiembre de 1950 en un partido con Vélez Sarsfield por el campeonato y donde Racing triunfó por 1 a 0 con gol de Llamil Simes.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *